CUANDO SE TE ADELANTA EL DESAYUNO

Ella escribe para sentirse bien. Le gusta y sin querer se ha liado a escribir casi a diario. Se le están acumulando hasta los desayunos. Ayer desayunó con alguien que la quiere mucho, desde hace años. No le ha dado tiempo a escribir su desayuno y se encuentra con estos Buenos días.
Él:
“Hoy he despertado con la visión de una mujer que vuela, aún con aire en contra, con las alas desplegadas y la cabeza bien alta, oteando el horizante lleno de posibilidades a su alrededor y la mirada mirando al futuro sin perder eso que se dice ¡Los pies en la tierra!. Vi una gran mujer que sabe sobreponerse a todo y vencer en todas las batallas.¡¡¡ÁNIMO GRAN MUJER! !TÚ conseguirás todo aquello que te propongas!!👏🏻👏🏻❤. Hasta pronto”.

Ella: Hasta de inmediato!

Desayunar ¡TÉ! … QUIERO MÁS.