Desayuno en el mediterráneo

La despierta con Hauser, tocando al violonchelo, “Bésame mucho”.
Más que un placer, despertar así.
Prepara el desayuno como de costumbre. En una bandeja lo saca al jardín soleado.
Hace balance del verano y le apena que terminen las vacaciones:
_Y si hacemos una última escapada?
_Dónde?
_Qué prefieres, ciudad, montaña o playa?
_Prefiero una buena compañía.
La lleva a lo desconocido.
Callejean, disfrutan de vistas marinas, fachadas encaladas, pavimentos empedrados, la casa de las conchas, el bufador…
Luce un colgante nuevo, rojo y plata.
Anochece.
Al final del recorrido una mesa, dos copas,… a la orilla del mar.
El vino blanco bambolea al compás de la música de copa a copa. El saxofonista toca, “Nací en el Mediterráneo”.

Mediterráneo… QUIERO MÁS

Amparo Andrés

FOTO: Restaurante Porteta. Peñíscola. Amparo Andrés.